Trabajos de mis alumnos (Natalia)

Natalia comenzó las clases con el curso ya muy avanzado. Venía a aprender a dibujar casi de cero, a reencontrarse con el dibujo y la pintura después de mucho tiempo sin estar entre lápices. Pero recuperó el "tiempo perdido" de una manera ágil e inmediata.
Pese a sus inseguridades iniciales (y lógicas) enseguida tomó confianza en su instinto y en su trazo arriesgado y acertado. Su evidente progreso (resumido en estas pocas imágenes que os adjunto en orden inverso a su realización) es, sobre todo, fruto de su inmensa voluntad, su oído abierto, su sensibilidad y esa enorme capacidad de disfrute del acto de dibujar. Os dejo con sus dibujos...